24 horas con gente mejor que tú – Fandogamia

24 horas con gente mejor que tú – Fandogamia

He aquí lo que yo considero una lectura idónea para el verano y para las vacaciones en general. Por su formato, te lo puedes llevar a la playa o la piscina sin miedo; además, su estructura de historias cortas e independientes, de una página cada una, te permite dejarlo aparcado cuando quieras o necesites, para retomarlo más adelante.

Además, es de lo más agradecido, porque con muy poco esfuerzo por parte del lector, obtienes la recompensa de sonrisa asegurada cuando no es directamente una carcajada.

Y es que este “24 horas con gente mejor que tú” es una creación de Rubén Fernández, autor entre otras mandangas de “Subnormal emocional” o “El Rubius no sale en este libro”, al margen de haber dibujado durante años la tira “Federik Freak” en la revista El Jueves. Con esta carta de presentación, uno ya puede hacerse a la idea de que indiferente no le va a dejar a lo largo de estas más de 100 páginas publicadas por Fandogamia.


24 horas con gente mejor que tú, son historias independientes salvo por el nexo de unión que supone la aparición recurrente de un personaje llamado Mocasines (si es que sólo con esto ya apunta maneras), veremos las ocurrencias de diferentes personajes famosos a lo largo de las 24 horas de un día cualquiera en sus vidas.


Y no se libra nadie, da igual que seas actor, presidente del gobierno americano o español,  escritor, periodista, etcétera. estás jodido como Rubén Fernández te dedique un ratito porque con un humor que no está exento de retranca y a veces mala baba, no deja títere con cabeza. Ni aunque el personaje esté muerto se libra de su correspondiente adaptación.

De que trata 24 horas con gente mejor que tú

Nos encontraremos con María Antonieta, Sigmund Freud, Rita Barberá (éste me ha parecido mítico, referencia a Star Wars descacharrante incluida y que no voy a desvelar), Miguel de Cervantes, Barak Obama, Mel Gibson, Gandhi, Iker Jiménez, “El tío del parche de Intereconomía” (os juro que es textual), Adolf Hitler… ¡la E.T.A! Si con estas referencias no os he llamado la atención, ya me diréis qué tengo que hacer con vosotros, lechones míos. Hasta el propio Mocasines (mayordomo para más señas) tiene su hueco al final del tomo.

¿Mi opinión?


Plagado además de múltiples referencias cruzadas, alusiones a personajes cinematográficos y demás detallitos repartidos por sus páginas, ya os digo yo que si le dais una oportunidad no os va a defraudar. Y si echáis un vistazo a las imágenes que acompañan esta reseña, veréis que cada página tiene “chicha” de sobra. ¿Qué más queréis?


 

[Total:0    Promedio:0/5]

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.