Crítica ‘The Haunting of Hill House’

Crítica ‘The Haunting of Hill House’

Netflix vuelve a dar en el clavo con una nueva serie de producción propia. ‘Haunting of Haunted Hill’ es la nueva y muy libre adaptación de la novela de mismo nombre de 1959 escrita por Shirley Jackson que ya ha tenido varias adaptaciones cinematográficas. La nueva versión perpetrada por el poderoso canal de streaming no sólo es la mejor adaptación hasta la fecha (y la más libre de todas) sino que nos encontramos con uno de esos extraños casos donde la adaptación audiovisual supera a la obra literaria original.

Tras ella se encuentra un hombre, Mike Flanagan, un director que cuenta con cierto reconocimiento dentro del género del terror conseguido en los últimos años gracias a correctas producciones como ‘Oculus’, ‘Before I Wake’,’Ouija: El Origen del Mal’… que sin ser brillantes sí son obras meritorias y con ideas bastante interesantes. ‘Hill House’ (la llamaremos así para abreviar) es sin duda su obra más ambiciosa hasta la fecha. No solo dirige cada uno de los 10 episodios de los que se compone esta serie autoconclusiva, sino que además es guionista y productor de la misma. Se consagra con ello como uno de los mayores exponentes del género de la actualidad. Tras lo mostrado en esta serie, Flanagan queda al nivel de James Wan. Quizás esta comparación no sirva de gran ejemplo para muchos, pero la usaremos como “baremo” para medir a esta nueva hornada de directores que están aportando su sello (guste o no) al género de terror.

Flanagan mantiene aquí sus señas de identidad y las lleva un paso más allá. Juega mucho con la sutileza en algunos momentos pero le da máxima importancia a sus personajes, a los dramas humanos. Quizás por momentos usa (y a veces abusa) de cierto tono emocional para arropar al contexto. Pero por otra parte, nunca olvida el componente terrorífico con momentos que hielan la sangre. En la mayoría de los casos más por el impacto emocional que representan que por el susto o golpe de efecto al uso, creando así una propuesta bastante interesante.

El argumento cuenta la historia de cinco hermanos que crecieron en la casa embrujada más famosa de Estados Unidos, Hill House. Tras el paso del tiempo ya como adultos y cada uno de ellos con sus propias vidas, se reúnen a causa de un drama familiar. Esto los forzará a confrontar los fantasmas de su propio pasado. Algunos de los cuales acechan en sus mentes y que han marcado sus vidas, y otros que realmente están rondando entre las frías habitaciones llenas de sombras y viejos recuerdos de los que se compone la siniestra mansión de ‘Hill House’.

La premisa general es que estamos ante una serie de fantasmas de corte clásico, donde no faltarán apariciones espectrales, mansión misteriosa llena de secretos, noches de tormenta y cierto halo de melancolía. Aderezado con una puesta en escena actual, mimetizando lo clásico y lo nuevo en un mismo producto y saliendo muy bien parada de tal unión.

No son pocas las veces que decimos aquello de “esta película es la mejor adaptación de Lovecraft sin pertenecer realmente a ninguna de sus obras“, como por ejemplo cuando nos referimos a películas de John Carpenter como ‘La Cosa’ o ‘En la Boca del Miedo‘. Pues bien, exactamente lo mismo ocurre aquí, pero cambiando a Lovecraft por Stephen King. Haunted Hill es la mejor historia de King que no está basada en ninguna de sus obras. Sin embargo la actualización de la obra literaria de Jackson a nuestro tiempo a cargo de Flanagan se permite todos los ingredientes que hacen tan características a las obras del escritor de Maine. Especialmente en 3 puntos vitales.

1, el uso de dos tiempos narrativos para contar la trama que se va alternando a lo largo de la narración. Los personajes se mueven de forma muy orgánica en dos lineas temporales, tanto su parte de niños en la mansión encantada junto a sus padres como la parte adulta de los mismos, donde apenas tienen contacto o relación entre ellos y cada cual tiene su vida. 2, la construcción de dichos personajes. La serie crea y desarrolla a los personajes de forma magnífica, desde la personalidad de cada uno de ellos a su coherente evolución personal en su paso de niños a adultos. Y 3, El uso del terror en un desarrollo cotidiano y/o costumbrista. Es algo que Flanagan maneja muy bien, sin abusar de excesos o efectismos baratos y dando las dosis de terror adecuadas sin saturar para que cada vez que aparecen sean efectivas. ‘Hill House’ está más emparentada por su tono y ritmo con ‘Al Final de la Escalera’, ‘Los Otros’, ‘El Sexto Sentido’ o ‘El Resplandor’ que al (a veces) efectista terror de James Wan (del que también hay cositas). En el resultado vemos como drama y terror se dan la mano a lo largo de sus 10 episodios de forma más que solvente.

La historia de estos 5 hermanos, su evolución, su pasado y cómo afrontan sus viejos traumas son el verdadero nexo de unión de la serie, lo verdaderamente potente de ella. Está magníficamente escrita, el guión es sólido como una roca y pese a la variedad de personajes, el uso y manejo simultáneo en cada episodio de dos tiempos en la narración, el guión funciona como un reloj suizo. Coherente hasta el mas mínimo detalle, no tiene ni un sólo agujero argumental. La serie en sus primeros episodios nos muestra un puzzle sin hacer, simplemente nos enseña las piezas sobre la mesa, y poco a poco a lo largo del desarrollo de los capítulos iremos viendo cómo todo encaja en su justo lugar, y aquella escena o detalle que vimos un par de capítulos atrás tendrá su significado y razón de ser más adelante. Incluso hará que más de un momento la serie de un giro inesperado. Nada está dejado al azar.

Y si el guión es ejemplar, no lo es menos es la dirección de Mike Flanagan a lo largo de toda la serie. El director elabora y plasma ese magnífico guión en imágenes y hace que nunca nos perdamos como espectadores en su desarrollo, pese al juego temporal constante que ofrece y la variedad de personajes. Siempre de forma elegante, jugando con los resortes del género pero sin perder de vista lo realmente importante, los personajes que dan vida a esta trágica, terrorífica y bella historia de fantasmas. Aquí los personajes nos importan, llegamos a creernos su historia, empatizaremos con unos y odiaremos a otros, pero todo dentro de la propia coherencia interna de la narrativa que nos propone la serie. Esta es la esencia vital de la serie, si esto hubiera fallado todo se habría desmoronado como un castillo de naipes.

Pero es que la dirección de Flanagan va un paso más allá y se permite verdaderas lindezas como el magistral episodio 6 en la funeraria. Rodado en 4 planos secuencia de 12 minutos cada uno que dan en total los 52 minutos que dura dicho episodio (con los créditos). Y no es sólo una virguería audiovisual a modo de “sacada de chorra” por parte del director, eso habría sido lo fácil. Además sirve de bisagra para unir el presente con el pasado fusionándolos a través de la caída de una lámpara y la apertura de una puerta. El ejercicio narrativo audiovisual del que hace gala Flanagan en este episodio es sublime, de lo mejor que se ha rodado jamás en dicho aspecto en una serie. Y por si fuera poco aderezado con momentos de verdadero terror. Y que cierra con un plano final tan terrorífico como bello, la pura esencia de lo gótico condensada en un fotograma y arropada por un hermoso diálogo.

Los que esperen ver algo ligero, artificial y con mucho ritmo y sustos con subidas de volúmen, esta no será su serie. ‘Hill House’ tiene un ritmo pausado (que no lento) que resulta necesario, la historia necesita que así sea. Es necesario para construir con garantías la historia que se nos presenta en el primer episodio a modo de puzzle sin resolver. Este ritmo pausado es vital y necesario para creernos a sus personajes, construirlos poco a poco y conseguir que nos importen, que deseemos saber más de ellos. De hecho en los 5 primeros episodios la serie se permite otra lindeza narrativa, que es presentarnos en cada uno de los 5 hermanos a lo largo de su capítulo correspondiente, fusionando su versión infantil como adulta. Esto nos ayudará a ver su evolución, personalidad, traumas y su relación con el resto de personajes.

Por supuesto la casa encantada que da título a la historia tiene su propia personalidad y no faltarán lugares siniestros que esconden secretos y nos regalará buenos momentos de terror clásico. Desde icónicas escaleras de caracol realizadas con hierro de forja, pasando por una misteriosa habitación roja, inquietantes estatuas de piedra, interminables pasillos adornados con enormes ventanales que dejarán ver las noches de tormenta o sótanos que no aparecen en los mapas de la casa…Y todo ello arropado por una bella banda sonora que refuerza tanto los momentos dramáticos como los terroríficos y que cuenta con un hermoso tema principal a piano que es una delicia.

Los actores, otro dato importante es nuevamente otro acierto de la serie, el casting en términos generales es de 10. Te crees a estos personajes y sus relaciones, te crees que sean hermanos y funcionan tanto en su vertiente como niños como en su etapa adulta. Todos están más que correctos y además hay un esfuerzo en que haya cierto parecido físico entre unos y otros que se agradece. Nos creemos sus dramas personales y familiares, sus miedos, y en cierto aspecto tienen el suficiente carisma para hacerlos identificables.

El terror y el drama son dos géneros que a priori pueden parecer contraproducentes y sin embargo suelen ir más de la mano de lo que parece. Cuando estos dos géneros se cocinan bien, con sus justas dosis, se consiguen los mejores resultados dentro del terror. Y eso mismo es lo que ocurre con esta magnífica serie que hilvana de forma muy inteligente el drama y lo adereza con dosis terroríficas, sin excederse.

No es una serie perfecta ni mucho menos, pero sí notable. En lo negativo, creo que a veces abusa de cierto sentimentalismo que queda algo artificioso. Y también de diálogos muy pomposos que quedan muy irreales, casi da la sensación de que estén recitando un pasaje de una obra de teatro en ciertos momentos, especialmente uno de los personajes femeninos que tiene una gran importancia.

También siendo algo exigente su último capítulo no termina de ser todo lo emocionante o satisfactorio que debería ser un clímax. Se abraza en exceso en el mencionado sentimentalismo, pese a sus momentos escabrosos y una importante revelación. Si bien su ritmo es pausado pero constante posiblemente la serie habría quedado más redonda con un par de capítulos menos, hay cierta pero leve sensación de relleno en ella. Y es que no todas las historias dan o deben dar para durar 10 episodios como tónica general.

Con todo ello ‘Hill House‘ posee un magnífico guión, sólido como una roca, unas más que correctas interpretaciones de todos sus personajes, una inquietante atmósfera de cuento de fantasmas de toda la vida y una magistral dirección y uso del tempo narrativo. Con todos estos ingredientes difícilmente puede salir algo negativo. Podrá gustarte o no por motivos personales, pero alcanza grandes niveles de calidad por méritos propios. Y es que vez que nos adentremos en ‘Hill House’ todos querremos saber qué esconde la habitación roja…

The Haunting of Hill House

Lo Mejor: Su guión, pericia narrativa y construcción de personajes. Lo bien equilibrado que está el terror dando gran espacio al drama. El capítulo 6 es de lo más potente que se ha hecho a nivel narrativo en la historia de las series de televisión.

Lo Peor: Algunos excesos sentimentaloides. Su clímax (capítulo) final siendo correcto no está a la altura de todo lo anterior expuesto en la serie debido a algunos aspectos que enlazan con lo escrito al inicio de este mismo texto.


[Total:2    Promedio:4.5/5]

Loren Lumiére López

Cinéfago desde que tengo uso de razón, Spielberg me demostró lo que era amar el cine desde muy pequeño. Me fascinan las bandas sonoras. Devorador de libros de terror, fantasía y ciencia ficción. Tolkien, Poe, Lovecraft y King mis referentes atemporales. También saco tiempo para mi otra pasión, los videojuegos. Aunque Nintendero de corazón, disfruto siempre de un buen juego sea de la compañía que sea. Eso sí, The Legend of Zelda es y será siempre "la saga".


Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.