Dr Who – Fandogamia Editorial

Dr Who – Fandogamia Editorial

Que la editorial Fandogamia se está esforzando por hacerse un hueco en el mercado editorial, es un hecho. Que además lo está haciendo a base de conseguir algunas licencias de lo más jugosas, también. Y es que la obra que os reseño ahora, es probablemente de las cosas más esperadas dentro de las novedades que nos ha traído en los últimos meses la citada editorial.

No en vano, se trata de la adaptación al cómic de una de las series de TV de ciencia-ficción más conocidas y longevas: Doctor Who. Un personaje que a través de diferentes etapas, ha
alcanzado cifras de absoluto record. Cerca de 850 capítulos emitidos desde su inicio allá por el año 1963, en 26 temporadas repartidas entre 1963 y 1989 en su primera etapa, y 11 más
desde 2005 hasta nuestros días (la serie sigue emitiéndose a día de hoy).

Para situaros muy rápidamente, las historias que se cuentan en la serie se centran en el
personaje del Doctor, perteneciente a los Señores del Tiempo, originarios del planeta Gallifrey, capaz de viajar tanto en el tiempo como en el espacio mientras combate la injusticia, si bien la Tierra se encuentra entre uno de sus destinos especialmente favoritos, como se encargan de recordar en el comic que os presento. Además, este personaje tiene la habilidad de regenerar su cuerpo cuando su muerte está próxima, lo que sin duda es una ventaja importante para los creadores de la serie televisiva, a la hora de sustituir al actor encargado de interpretarlo, cuando el que se encuentra en el papel decide dejar la serie por el motivo que sea. De esta manera, hemos podido ver a lo largo de la serie e incluso en alguna película centrada en el personaje, hasta un total de 13 encarnaciones (con sus respectivos actores prestando cara alDoctor).

La esencia del personaje se mantenía con cada cambio, si bien cada encarnación tenía una
personalidad propia, lo que hace que desde que William Hartnell interpretara al Doctor en
primer lugar, los fans hayamos podido tener nuestras encarnaciones favoritas. En mi caso, sin
duda me quedo con Tom Baker, que interpretó al cuarto Doctor entre los años 1974 y 1981,
entre otras cosas porque fue el primero que conocí hace un montón de años en las
televisiones autonómicas. Y de los de la nueva etapa… ay, amigos, ahí no tengo duda: el
décimo Doctor, interpretado por David Tennant. Sin lugar a dudas su carácter jovial, no exento
de cierto punto de excentricidad (bueno, eso lo han tenido casi todas las encarnaciones), hizo
que fuera mi encarnación favorita del personaje dentro de las recientes. Y de hecho, y ya me
ciño al comic, el tomo que nos trae Fandogamia se centra precisamente en el décimo Doctor.

Además, en un momento muy concreto de su andadura. Os cuento. Para los que no conocen mucho del personaje, el Doctor muy a menudo se ha visto acompañado de lo que se ha dado en llamar… pues sí, acompañantes (companions en su versión anglosajona), que no son sino personas de la Tierra que por diversos motivos se cruzan en el camino del Doctor y se le acaban uniendo antes o después en sus aventuras. Ahí, como en el caso de las  diferentes encarnaciones del personaje principal, todos tenemos nuestro companion favorito, y en mi caso sin duda es Rose Tyler, que acompañó tanto al noveno como al décimo. Sí que es cierto que acompañar al Doctor implica aventuras de lo más locas… pero
también el que estás expuesto a peligros de todo tipo, que pueden acabar en un fatal
desenlace.

Pero para no desviarnos más, el cómic que os traigo, publicado originalmente por la editorial Titan, se encuentra temporalmente ubicado en una etapa en la que el décimo Doctor se encuentra solo, después de que haya tenido que dejar atrás a Donna Noble, otro de los acompañantes más queridos (pocos o ninguno hay que no lo sean por uno u otro motivo) y a quien el Doctor llegó a considerar su mejor amiga. No os cuento cómo llegó el final de su relación por si alguno aún no ha visto la serie.El caso es que el Doctor, que suele mostrarse reticente a llevar acompañantes en su Tardis, esa nave espacio-temporal en forma de cabina inglesa de policía y que en su interior resulta ser MUCHO más amplia de lo que aparenta exteriormente, acaba cruzándose con la que será en adelante su nueva acompañante, Gabriella González, una joven americana con orígenes mexicanos, que aspira a ser artista mientras su padre desea que trabaje en el negocio familiar: una lavandería, donde de la forma más loca (no podía ser de otra manera en una historia de Doctor Who) se presentará la primera amenaza contra la que habrán de combatir.

Y es que para los muy fans de la serie debo decir que estén tranquilos, porque la serie consigue capturar esas sensaciones de que todo es posible, de locura, de magia, de fascinación, de terror incluso en algunos momentos. Y además no está exenta de algo que los seguidores de este tipo de productos adoramos: los guiños, los huevos de pascua que hacen referencia a historias pasadas del personaje, lo que además ayuda a dar una sensación de cohesión con el resto de productos e historias del Doctor.

Cabe esperar que Fandogamia, si la serie se va vendiendo bien, se atreva con el tiempo a
traernos nuevos tomos, recopilando no solo historias del décimo Doctor, ya que se han
publicado obras centradas en otras encarnaciones, incluso en las más clásicas. He podido leer
algunas de importación y os aseguro que son verdaderas maravillas. En cuanto a los autores encargados de la obra, tenemos a Nick Abadzis al guión, creador de la novela gráfica Laika, centrada en la famosa perrita que fue enviada al espacio como parte delprograma aeroespacial soviético, y que fue galardonada con uno de los prestigiosos premios Eisner. En el apartado gráfico se encuentran Elena Casagrande al dibujo y Arianna Florean en las tareas de coloreado, compaginándose a la perfección y ofreciéndonos una imagen fácilmente reconocible de la encarnación del décimo Doctor. Cabe destacar que entre los extras del tomo se encuentran las portadas alternativas para la serie (el tomo recoge los cinco primeros números) a cargo de Alice X. Zhang. Simplemente geniales.

Sin más solo me queda invitaros a que os acerquéis a esta obra. La relación entre la calidad de la edición y su precio es francamente buena; inusual diría yo para los tiempos que corren en los que algunas editoriales interpretan el cómic como un artículo de coleccionismo, pero
también de lujo. Por fortuna este no es el caso, pero la calidad está asegurada.

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.