The Walking Dead – NEGAN

The Walking Dead – NEGAN

Hola, niños y niñas. Ya iba siendo hora de que tocásemos por esta posada, una de las obras que más ríos de tinta han hecho correr en los últimos años dentro del fandom en general (o han generado mayor desgaste de teclados o pantallas táctiles, vaya), y no es otra que The Walking Dead.

Parece mentira, pero la serie en formato cómic que dio posteriormente origen a la propuesta televisiva, comenzó a publicarse allá por el mes de octubre de 2003, es decir, hace ya casi 15 añazos. Desde entonces, como os decía, hemos tenido una serie de televisión con el mismo título, así como un spin-off, también presentado en la pequeña pantalla, como es Fear The Walking Dead.

Personalmente, y teniendo en cuenta que la serie de televisión lleva ya varias temporadas en un estado de un cierto letargo, que sólo se ve zarandeado con el hecho impactante de turno cada X capítulos, yo la verdad es que prefiero quedarme llegado este punto, con el cómic.

Uno de esos momentos impactantes, que quizás no lo era tanto para los que habían visto en el papel su primera aparición, fue la llegada de Negan, uno de los mayores antagonistas de nuestro grupo de protagonistas junto con el Gobernador. Fijaos bien que digo antagonistas, y no directamente enemigos o incluso villanos, y es que en un mundo que se ha ido a la mierda de semejante manera, a veces la línea entre buenos y malos es extremadamente difusa. Si bien, en el caso de Negan esa línea está mucho más remarcada, el personaje se encarga de cruzarla sin miramientos.

El caso es que en el mundo del cómic, si una serie funciona y vende bien, es habitual que ello genere productos secundarios, en forma de series centradas en personajes concretos, incluso si son villanos. A veces, esos productos no pasan de ser números especiales, o como en el caso que nos ocupa, pequeños seriales, que son publicados dentro de otras publicaciones, de 4 en 4 páginas, pero que se disfrutan mucho más si se reúnen en un solo tomo y se acaban leyendo de un tirón.

Cabe destacar que cuando se crean productos centrados en villanos de alguna película o serie, por desgracia se tiende a dulcificar sus orígenes, para que termine teniendo validez aquello de “yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así” que cantaba Jeanette (hala, id a buscar a youtube). Por fortuna, esto no ocurre en Los muertos vivientes. Negan. Sí que es cierto que existe un motivo definido, un detonante que hace que Negan se vea inmerso en una espiral que lo va moldeando, pero el personaje ya tiene su punto de cabronazo desde el principio del tomo.

¿Que vamos a encontrar en The Walking Dead – Negan?

La obra está planteada de una manera tal que puedes llegar a empatizar, parcialmente al menos, con Negan. Está claro que si el personaje fuera un buenazo desde sus inicios, ese hecho detonante y que obviamente no os voy a describir, lo hubiera cambiado casi por completo, más aún si cabe cuando todo está enmarcado en un mundo que se cuela por el retrete, pero de una manera muy distinta a como aquí ocurre. Por el contrario, en el caso de Negan tenemos a un tío que sabe valerse por sí mismo y que aunque tiene poco aprecio por la gente, intenta ayudar “a su manera”.

click para ver la portada en Castellano

Seguro que muchos os estaréis preguntando ¿Los salvadores, Lucille aparecen en la obra? Pues claro que sí, como no podía ser de otra manera en una obra de orígenes del personaje. Por todo ello, creo que este cómic no defrauda y está a la altura de lo que se espera de él.

Publicado por Planeta, este tomo de 80 páginas y de lectura francamente ágil y entretenida está escrito como no podía ser de otra manera por el creador de la serie, Robert Kirkman, y dibujado por Charlie Adlard, que ya desde el número 7 de la colección regular, sustituyó a Tony Moore para dar su impronta más identificable a la serie.

 

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.