Trilogía Gurk (Android, IOs)

Trilogía Gurk (Android, IOs)

Tres aventureros muy random. Hordas de enemigos. Cavernas, mazmorras, y castillos por descubrir. Un mundo en peligro. Y un mago muy malvado que derrotar. Un RPG retro, para los nostálgicos. Eso es GURK.

El regreso del píxel

Preparando el programa relacionado con la reciente “Ready player one” (y aprovecho para decir que si aún no lo habéis oído, ya sabéis…), un servidor no ha podido evitar buscar muchas de las referencias retro que se mencionaban en el libro. Si bien siempre recordaré las partidas echadas a los juegos clásicos de Atari, no tanto por sus recreativas o sus consolas (que ni jugué en su día, ni tuve tampoco), si no por dos recopilatorios que adquirí para aquél extraño dispositivo, mitad consola, mitad teléfono móvil, que Nokia sacó allá por el 2003, llamado Nokia N-Gage; ha habido algo, que me ha llevado a explorar un terreno que realmente tiene seguidores, pese a ser algo bastante más pormenorizado a día de hoy. Los juegos nuevos que simulan ser clásicos de la época. Juegos en píxel art, o remakes de algunos de esos clásicos que, lejos de lograr el el éxito que tuvieron sus antecesores, demuestran tener aún grandes fieles en lo que al mundo jugón se refiere.


Pero… lo cierto es que revisando títulos en plataformas móviles, uno se hace consciente de una terrible realidad. Y esa realidad es, que esos juegos simplemente imitan de una forma muy superficial el espíritu retro de los juegos de época. Títulos como Galaxy of pen & paper, Buff Knight, Atari greatest hits remaster, y similares, hacen gala de un apartado gráfico en pixel art, sí (especialmente el de Atari, por motivos evidentes)… pero se alejan de la esencia del mismo, al hablarte de los puñeteros micropagos, cobrarte un ojo de la cara por jugar (En serio, 10 euros por jugar a centipede me parece un robo), o proponer un “novedoso sistema de juego” (¡SARCASMO!) que consiste en un rush de toda la vida, pulsando el comando de ataque en el teclado táctil como un poseso hasta que se te caigan los dedos, mientras nuestro personaje avanza de modo automático contra los enemigos. En fin… me hallaba ante un catálogo de juegos entretenidos, pero que no entraban en el margen de lo que andaba buscando. Y entonces, encontré la trilogía Gurk.


Gurk nos pone a las ordenes de un equipo de aventureros. Tres, concretamente. Y para mayores topicazos, los tres personajes son los arquetipos básicos de cualquier RPG: El guerrero, el pícaro, y el mago. El juego nos suelta a la palestra sin tutorial, ni argumento, ni objetivo alguno. A partir de ahí, con unos recursos económicos muy precarios, y una equipación aún más precaria, saltamos al interior de un “pueblo” (y uso las comillas porque las poblaciones constan de dos viviendas, la tienda, y el templo) y de ahí… hasta el infinito y más allá. Una vez sales al exterior, hay campo, y enfrentamientos aleatorios, resolubles en una ampliación del mapa táctico, al estilo Ultima; y de ahí, mazmorras, torres, templos, cuevas, nidos, y demás ubicaciones repletas de enemigos a derrotar. A grandes rasgos, eso es todo. Algún que otro objeto mágico, misiones secundarias, y un modo historia MUY BÁSICO en Gurk II, y Gurk III, que pasan por ir de aquí para allá resolviendo entuertos por el reino hasta encontrar al poderoso mago que está intentando subyugar a todos, darle muerte, y ya. Por ponerle un pero, que está en inglés… ¡pero como los clásicos de la época, supongo! Por lo demás, el juego es tal cual. Sin micropagos, ni mecanismos complejos. Simplemente sencillez y nostalgia a partes iguales.

Su primera entrega es 100% gratuíta. No así sus dos secuelas, que valen 1 euro cada una… Hay cosas más caras que valen menos en las redes, así que me parece un precio bastante razonable a cambio de lo que ofrece. ¡Espero que lo disfrutéis!

[Total:0    Promedio:0/5]

Jon Bobis

Datos breves... datos breves... ¡De acuerdo! Soy el de los juegos de mesa y las rarezas. Ya sabéis, esos videojuegos indies que no reconocen ni sus creadores. Esos juegos de mesa que aunque descatalogados ,un servidor sigue dándoles uso. Esos juegos de rol de papel y lápiz, que aunque reconocidos por la comunidad, no los conoce ni el tato... De todo eso, el que veis que escribe es un servidor. Y de mí... ¿Pues qué voy a decir, cosas malas? Eso se lo dejo a los demás. Yo sólo remarco mi increíble atractivo... a la vista está en mi foto de perfil, ¿No? ,:D


Write a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.